[Saltar al menú]

  • Envoyer à un ami
  • Imprimir

Calibración de los equipos

Antes de abordar esta aplicación de nuestros productos, resulta conveniente hacer un repaso de ciertos términos metrológicos. Aclaremos que el término apropiado para definir la utilización de nuestros productos es «ajuste» y no «calibración».

Si nos remitimos a las definiciones del VIM (Vocabulario Internacional de Términos Fundamentales y Generales de Metrología – edición 2008), esto es lo que nos encontramos:

Definición de calibración

La calibración es una «operación que bajo condiciones especificadas establece, en una primera etapa, una relación entre los valores y sus incertidumbres de medida asociadas obtenidas a partir de los patrones de medida, y las correspondientes indicaciones con sus incertidumbres asociadas y, en una segunda etapa, utiliza esta información para establecer una relación que permita obtener un  resultado de medida a partir de una indicación».

 La etapa de calibración consiste en:

  •  medir una misma magnitud con un equipo de calibración y al mismo tiempo con un equipo patrón;
  • comparar las indicaciones de ambos instrumentos;
  • explotar los resultados de esta comparación.

Los resultados de la calibración han de permitir bien atribuir a las indicaciones los valores correspondientes de la magnitud medida, bien determinar las correcciones que habrán de aplicarse a estas indicaciones.

Definición de ajuste

El ajuste es un «conjunto de operaciones realizadas sobre un  sistema de medida para que proporcione indicaciones prescritas, correspondientes a  valores dados de la magnitud a medir.»

Esta es la operación más comúnmente realizada con los TITRIVIN. Como, para un parámetro dado, el valor de referencia de un TITRIVIN posee una incertidumbre. Resulta necesario tenerlo en cuenta a la hora de ajustar el equipo.

Puede ser que tenga que atribuir al TITRIVIN un valor comprendido en el intervalo de confianza del valor dado como referencia [Vréf - i ; Vréf + i ].